SUBSIDIO PARA TRABAJADORES JÓVENES

APOYO PARA LA EMPRESA Y PARA QUIENES SE INCORPORAN AL MUNDO DEL TRABAJO

 Dos subsidios entregará el Estado, con aplicación gradual, para apoyar el  empleo  juvenil,  la  formalización  de  los  contratos  y  aumentar  la cobertura y monto de los fondos previsionales de los jóvenes.

 Entre  más  temprano  en  la vida  laboral  se  comience  a cotizar para las futuras pensiones, mayor  será  el monto  de éstas.  Sin  embargo,  la  realidad muestra  que  los  jóvenes  tienen una  situación  particularmente compleja ya que son el sector de trabajadores  que  presenta  una mayor cesantía e informalidad en los trabajos y gran parte también se  queda  fuera  del  sistema  previsional. De  hecho,  hoy  en  día,  al menos 300 mil jóvenes no tienen un contrato  de  trabajo  formal,  o  bien, derechamente  no  se  incorporan al  sistema  de  pensiones  para tener  una  mayor  remuneración líquida  todos  los meses, sin preocuparse  por  su  futuro  y  el  de sus  familias,  autoexcluyéndose así de  todos  los benefcios y posibilidades que ofrece el sistema

previsional. Por  eso,  a  partir  de  la  Reforma Previsional, se crean 2 subsidios que  persiguen  similares  objetivos:  fomentar  el  empleo  juvenil, aumentar  los  empleos  con  contratos  formales  e  incrementar  la cobertura y los fondos previsionales de los trabajadores jóvenes. Ambos  se  aplicarán  en  forma gradual;  por  un  lado  el Subsidio a la Contratación de Trabajadores Jóvenes que comenzó en octubre de  2008  y  forma  parte  de  los productos  de  la  segunda  fase de la Reforma, y el Subsidio a la

Cotización para Trabajadores  Jóvenes que entrará en operación a partir de julio de 2011.Con el presente volumen concluye la entrega  informativa preparada por la Subsecretaria de Previsión Social, institución dependiente del Ministerio del Trabajo, que buscó contribuir  a  la  educación  de  los chilenos  y  chilenas  en un  tema  tan  significativo  para  la  vida  de  las personas  y sus  familias como  son  las  materias

previsionales. Solo  en  la  medida  en que  existan  ciudadanos conocedores  de  sus

derechos  y  los  hagan exigibles,  nuestra  sociedad  será más  completa e  igualitaria.  Otro  elemento  relevante  que  se desprende  de  la  Reforma, especialmente de su

segunda  fase  sostenida en el Pilar Voluntario, es el Diálogo Social que permite que como resultado del  entendimiento  entre trabajadores y empleadores,  no  sea  sólo  un  sector el que gana, sino que gane Chile.

  SUBSIDIO A LA CONTRATACIÓN DE TRABAJADORES JÓVENES

 

 

 Es un aporte en dinero que otorga el Estado y que permite al empresario reducir costos y contribuir a un mejor futuro de sus trabajadores y sus familias;  y por  otro  lado, que  le  asegura  al  joven  la  formalización de su  trabajo  y  empezar  a  cotizar más  tempranamente  para  su pensión.

 Mientras más temprano en la vida laboral se comience  a  cotizar  para  las  futuras  pensiones, mayor  será  el monto de éstas. Por eso, a partir de  la Reforma Previsional, el Estado creó dos subsidios, uno al  empleador  (SUBSIDIO  A  LA CONTRATACIÓN) y otro al  trabajador (SUBSIDIO A LA COTIZACIÓN)  que  buscan  fomentar el  empleo  juvenil;  aumentar  los trabajos con contratos formales e incrementar la cobertura y los fondos previsionales de  los  trabajadores jóvenes.

 ¿DÓNDE SOLICITAR EL BENEFICIO?

 El SUBSIDIO A LA CONTRATACIÓN lo solicita el empleador en el INP (futuro IPS) presentando su Rol Único Tributario (RUT). De esta manera, la base de datos arrojará automáticamente por cuántos de sus trabajadores el empleador puede recibir este subsidio.

 ¿QUÉ GANAN LOS EMPRESARIOS Y LOS TRABAJADORES JÓVENES CON ESTA MEDIDA?

 Los empleadores que contraten a jóvenes recibirán por parte del Estado la mitad de la cotización previsional de éstos. Eso significa que el empleador puede reducir costos y además contribuir a un mejor futuro de su empresa, sus trabajadores y sus familias, ya que al estar dentro del sistema previsional asegura para ellos acceso al Sistema de Pensiones (vejez, invalidez y sobrevivencia); al Sistema de Salud (Fonasa o Isapre); asignación familiar por sus cargas; y la posibilidad de afliarse a una Caja de Compensación. Por otro lado, además de formalidad en su contrato, los trabajadores tendrán derecho al seguro contra Accidentes Laborales y Enfermedades Profesionales, mejorando así las condiciones y el clima laboral dentro de una empresa. También tendrán derecho al pago de licencias médicas y reembolso de remedios.

IMPORTANTE

El subsidio para Trabajadores Jóvenes es complementario con cualquier otro apoyo estatal, como por ejemplo el subsidio a la contratación de jóvenes que entrega el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (SENCE) y que está orientado a promover la contratación de jóvenes.

 SUBSIDIO A LA COTIZACIÓN 

 A contar de julio de 2011, entrará en vigencia un segundo instrumento para apoyar a los jóvenes: EL SUBSIDIO A LA COTIZCIÓN. Consiste en un aporte que hará el Estado equivalente a la mitad de una cotización previsional sobre un ingreso mínimo (actualmente serían $7.950) la que será depositada directamente en la cuenta de capitalización individual -AFP- del trabajador mientras se trate de las primeras 24 cotizaciones. Su finalidad es mejorar los beneficios previsionales de los jóvenes. Este beneficio podrá solicitarlo el empleador o el trabajador a contar de julio del 2011 en cualquier sucursal del INP (futuro IPS) a lo largo del país.

 Más información en: http://www.subprevisionsocial.cl/PortalSSPS/

 SUBSIDIO PARA TRABAJADORES INDEPENDIENTES 

 

 

 

 

 

|

Comentarios

Comentarios recientes

Cerrar